Blog Ser Mamá

Ver y sentir a tu bebé

No hay nada más emocionante que ver y sentir a tu bebé a través de las ecografías. Reconozco que no dejé de sentirme nerviosa en cada cita pero nada se comparaba con esa sensación de sentir su corazoncito, ver cómo crecía su cuerpo, cómo se movía.

Las ecografías son una experiencia maravillosa, especialmente cuando el desarrollo del embarazo ha sido normal y todo con tu bebé va bien; no me imagino la angustia que pueden sentir los padres cuando se identifica alguna dificultad.

Nosotros tuvimos la fortuna de contar con una profesional que nos atendió muy bien y nos explicó detalladamente en qué consistía cada ecografía y su importancia. La que menos me agradó por obvios motivos fue la ecografía transvaginal pero como dicen, todo hace parte del paseo o del proceso en este caso.

Sin duda la ecografía más esperada es en la que confirman el sexo del bebé; en mi caso, en la semana 12 nos dijo la ecógrafa que había una probabilidad del 90% de que era una niña pero que no nos confiáramos porque no se dejaba ver bien, que más adelante podríamos saber con certeza qué estábamos esperando.

Al mes siguiente, pensamos que nos conformarían el sexo pero en esa ecografía el bebé se movió mucho y tampoco se dejó ver. Debo confesar que no nos aguantamos y que decidimos realizarnos otra ecografía una semana después. Esa ecografía fue muy completa y la realizaron en 3D y 4D, pudimos comprobar que la ecógrafa tenía razón y que estábamos esperando una niña. Miré a mi esposo con lágrimas en los ojos y él también estaba emocionado, nuestro deseo era empezar nuestra familia con una niña.

En adelante disfrutábamos ver crecer a nuestra bebé, ver cómo ganaba peso, cómo se desarrollaba su cuerpo, cómo se movía, incluso cómo se enojaba cuando le hacían presión para revisarla o medirla.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button