Niños

Mi hijo tiene piojos

Tener piojos es común en algún momento de la infancia; no hay nada más molesto para el pequeño que sentir las picaduras, la comezón y la sensación de los piojos desplazándose por su cabeza, ni nada más inquietante para la madre que pensar cómo eliminarlos.

Los piojos son unos pequeños insectos que se alimentan de la sangre del cuero cabelludo y pueden pasar de una cabeza a otra con facilidad, especialmente entre los niños, cuando tienen mucho contacto. Las liendres son los huevos de las hembras, que se fijan en el pelo, son de color blanco y tardan unos 15 días en desarrollarse.

Debido al malestar que producen los piojos, los niños tienden a rascarse mucho la cabeza, especialmente detrás de las oreja y por la nuca. Para eliminarlos, se puede aplicar un producto antipiojos, busca alguno que no sea muy tóxico para tu hijo; antes de aplicar el producto lee muy bien las instrucciones para que haga efecto y tu hijo quede libre de estos molestos visitantes.

 

Recomendaciones

Ayudarte con una peinilla de cerdas finas y juntas que retire las liendres y los piojos puede ser útil.  Después de aplicar el antipiojos, es recomendable revisar el cabello del niño; cuando esté seco, observa si hay liendres y retíralas para evitar que vuelvan los piojos. Si esto sucede, consulta con el médico qué tratamiento puedes aplicarle.

También es importante que avises en la guardería o el colegio para que revisen a los demás compañeros, recuerda que los piojos son muy contagiosos y es necesario erradicarlos dentro del grupo de niños. Si tu hijo o hija tiene piojos, aconséjale no rascarse muy duro para que no se lastime. Ayúdale a eliminar los piojos lo más rápido posible.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button