0 a 3 meses3 a 6 meses6 a 12 mesesBebésNiños

La estimulación en los bebés

Cuando llega un bebé a la familia, todos quieren enseñarle cosas. Los bebés son unas esponjas y a medida que pasen los meses, será más fácil para ellos imitar gestos, movimientos, expresiones, aprender a decir palabras o jugar. Por eso hablaremos de la estimulación en los bebés.

Es común ver algunos niños que parecen más adelantados que otros, aprenden más fácil las palabras, empiezan a diferenciar los números, tienen mayor seguridad, mientras que para otros niños es un proceso más lento.

Durante el primer año de vida del bebé, aprenderá en muy corto tiempo y rápidamente todo lo que se le enseñe. Su cerebro está guardando toda esa información. No necesita de profesionales ni programas especiales de estimulación, necesita de sus padres y de su familia, que lo acompañen, que jueguen con él,  que le enseñen cosas, que les lean, que le presten atención y le den todo el cariño. Si el niño permanece frente a un televisor y se pierde lo que sucede en su entorno, si no se le habla, no se le muestran las cosas, no se le enseña, posiblemente es un niño que va a saber muy poco y se demorará para aprender.

 

Cómo estimular a los bebés

Uno de los primeros momentos para estimular a los bebés es la lactancia materna, donde se estrechan vínculos con la madre, además los nutrientes de la leche, ayudan al desarrollo de su cerebro. La alimentación es muy importante para que el niño además de saludable, pueda estar activo y desarrollarse adecuadamente.

Ayudarles a jugar también les facilita a ellos su motricidad; que el bebé pueda estirar sus músculos, exigirse a la hora de moverse de un lugar a otro les permitirá tener más confianza en sus movimientos.

También es importante permitirles explorar su entorno, coger sus juguetes, ver qué pasa si toma algo con su manos, si lo sacude; sentir diferentes texturas, escuchar sonidos diferentes y explicarles de modo sencillo qué es cada cosa.

Jugar con ellos es un momento maravilloso para la familia, empezarán a notar todo lo que aprenden, sus habilidades o sus dificultades para ayudarles a superarlas. Llevarlos al parque para que interactúen con otros niños también es fundamental, así empezarán a relacionarse y a entender que hay otros niños con los que pueden disfrutar y no sentirse amenazado.

Tener un bebé es una experiencia maravillosa, ayudarle a descubrir el mundo es un papel que no solo corresponde a los padres.

 

Para tener en cuenta

Si no se cuenta con el tiempo suficiente para pasar ratos de juego durante el día, por lo menos sacar unos minutos para compartir con él es beneficioso para su desarrollo. Los masajes, los estiramientos, los abrazos, todo eso es importante para estimular a los bebés.

Si el bebé se muestra reacio a los juegos, no presta interés en las cosas, se ve distraído, le cuesta dificultad moverse, es importante comentárselo al médico para que determine qué puede estar pasando.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button