ConcepciónEmbarazoPrimer trimestreSegundo trimestre

¿Incompatibilidad de la sangre?

Conocer el tipo de sangre que tienen los padres es muy importante durante el embarazo. El examen de hemoclasificación es uno de los primeros exámenes que se solicitan a las mujeres en embarazo; en él se determina qué tipo de sangre es y si el factor Rh es positivo o negativo.

Existen cuatro tipos de sangre: A, B, AB y O. El Rh positivo es cuando la persona presenta en sus glóbulos rojos una proteína específica de acuerdo al tipo de sangre y Rh negativo es cuando no la presenta.

 

¿Por qué es tan importante el tipo de sangre?

La combinación del tipo de sangre del padre y de la madre determina el tipo de sangre del bebé; sin embargo hay que prestar atención cuando el padre tiene el Rh positivo y la madre tienen el Rh negativo porque esto podría ser de riesgo para él. Por eso el examen de hemoclasificación debe ser realizado desde el inicio del embarazo.

Si existe una incompatibilidad en la sangre de los padres, deberá tratarse con cuidado, se hará un seguimiento especial y se deben anticipar riesgos que puedan comprometer la salud del bebé.

La mayoría de las veces cuando una mamá de Rh negativo está esperando un bebé de un padre con el Rh positivo, el bebé hereda el mismo tipo de sangre del padre, siendo un riesgo, generalmente a partir del segundo embarazo.

El riesgo se presenta cuando la sangre de Rh positivo del bebé, entra directamente en contacto con la sangre de Rh negativo de la madre. Si el embarazo es normal y no se presenta ninguna anomalía durante la gestación, no tiene por qué ocurrir.

 

Cuidados durante el parto

Existen algunos casos donde la sangre del bebé y de la madre se mezclan al momento del parto; si esto sucede, el cuerpo de la madre detecta el Rh positivo del bebé como si fuera un cuerpo extraño del que debe protegerse; reaccionará y tratará de destruir esa sustancia detectada, afectando la salud del recién nacido. Por eso es mejor hacer un seguimiento estricto en caso de que haya una incompatibilidad entre la madre y el bebé para evitar riesgos en la salud del pequeño.

Esta mezcla de sangre se puede dar también por transfusiones de sangre, abortos o a través de la placenta de la madre en un embarazo futuro.

 

Recomendación

Si tienes dudas sobre el tipo de sangre, sabes que tu pareja y tu tienen sangre incompatible o quieres aclarar las dudas al respecto, consulta con tu médico esta información para que estés más segura y puedas evitar riesgos.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button