EmbarazoSegundo trimestreTercer trimestreUncategorized

¿Es seguro usar faja en el embarazo?

Además de los cambios que experimentas en el embarazo y los cuidados que debes tener para garantizar  una buena salud durante toda la gestación, es importante que tengas en cuenta que a partir de la semana 25, cuando el bebé ya tiene un peso considerable y empieza a desarrollarse con mayor rapidez, es posible que empieces a sentir molestias en la zona de la pelvis y dolores de espalda; esto se debe a la presión que ejerce el bebé.

Recuerda que ante cualquier dolencia o malestar durante esta etapa, no es bueno que te automediques. Consulta con tu médico qué puedes hacer para alivianar el peso del bebé y mejorar la postura. Es posible que el uso de fajas especialmente diseñadas para mujeres gestantes te ayude, pero es necesario que sigas una serie de recomendaciones:

  • La primera recomendación es consultar con el médico si de acuerdo a tu historial clínico no existe ninguna contraindicación para el uso de la faja y tener en cuenta todas las medidas necesarias, el uso y los cuidados que debes tener para que te beneficies de su uso y no te genere complicaciones.
  • La faja para embarazadas cumple la función de ayudarte a soportar el peso, no busques que te moldee la figura, puedes producir afectar tu salud y la del bebé, él necesita espacio para crecer.
  • No hagas uso de cualquier tipo de faja que ofrece el mercado, hay una especialmente diseñada para esta etapa.
  • Ten cuidado con la piel, algunas mujeres son demasiado sensibles y la sudoración u otro tipo de factores sumados al uso de la faja pueden quemarte.
  • Ten en cuenta tu talla y el peso para que la faja que adquieras te permita descansar y no te apriete ocasionándote incluso dificultades para respirar.
  • Si durante el uso de la faja empiezas a sentir mareos, puede deberse a problemas circulatorios que ocasionados por la presión de la faja, por eso es importante que estés bien asesorada al momento de adquirirla.

Recuerda que durante todo el embarazo debes tener presentes las señales de alarma que deben ser atendidas de inmediato.

El embarazo es una etapa maravillosa, trata de sentirte siempre a gusto, el ejercicio puede ayudarte a evitar molestias y a tener una mejor condición física para que puedas soportar el peso del bebé durante su desarrollo. Además una buena postura al caminar, al sentarse, al dormir y tener cuidado al hacer movimientos que requieran mayor esfuerzo, especialmente cuando esté más avanzado el embarazo, te ayudaran a sentirte más cómoda y evitar molestias.

 

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button