Blog Ser Mamá

Atención y productividad en el embarazo

Con el paso de los días me he sentido más lenta; prestar atención es difícil, el cansancio no me permite actuar como normalmente lo haría. Siento que la energía del cuerpo no es la misma y que me cuesta un poquito más realizar las actividades a las que estoy acostumbrada.

La falta de concentración a veces se ve afectada pero tampoco es muy evidente. La productividad también se ha visto impactada. Las emociones y el consumo de energía hacen que el cuerpo no responda de la misma manera. En parte el ejercicio ayuda pero para ser sincera, con los síntomas que he presentado durante estos primeros meses, no me provoca hacer nada: siento malestar general todo el día, no tengo ánimos para nada, la gastritis y el vómito me han afectado, así no me dan ganas de caminar ni de nada.

La alimentación ha mejorado pero parece que entre más como (saludablemente) más me pide el cuerpo. Esto tampoco me ha ayudado mucho. Es normal que todo en el organismo se enfoque en el bienestar del bebé. Sólo hay que poner más de nuestra parte, tener paciencia y entender el proceso que conlleva un embarazo, compartirlo con la pareja y esperar que en el lugar de trabajo también entiendan cómo puede impactar la vida diaria un embarazo.

Lo que normalmente me llevaba dos hora, ahora puede llevarme tres o cuatro. Cuando el cansancio me invade, trato de dormir o buscar otras actividades que me motiven para despejar mi mente y continuar con mis labores. Se que pronto pasarán los síntomas y que disfrutaré todavía más esta maravillosa etapa.

 

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button