Blog Ser Mamá

Antes de contar sobre el embarazo

Antes de la semana 12 de embarazo existen muchos riesgos de aborto; en algunos casos he sabido de mujeres donde no había embrión y contaban con un embarazo. Otras mujeres no lograron que el embrión se implantara y siguiera su desarrollo, en otros casos, el embrión se desprendió. Situaciones infortunadas como estas nos llevaron a pensar cuál era el momento de comunicar nuestro embarazo.

Una perdida del embarazo durante las primeras semanas es más común de lo que las personas creen aunque no por eso deja de ser triste y traumático para las parejas. Nosotros nos dimos cuenta del embarazo en la quinta semana pero decidimos esperar hasta que la primera nos confirmara que el embrión se había implantado y que todo iba evolucionando positivamente.

Siempre pensamos que era mejor estar seguros para no generar falsas expectativas y porque después de dar la noticia del embarazo, si algo sucedía, era muy difícil contarle a todos que algo no había salido bien, así que esperamos hasta la semana 12 para compartir la noticia con nuestros familiares y un poco más de tiempo para contarle a los amigos y conocidos.

Afortunadamente no presentamos ningún riesgo durante las primeras semanas, fuimos cuidadosos de no hacer esfuerzos, evitar movimientos bruscos y hacer ejercicio suave. Contamos siempre con el acompañamiento de nuestro médico y estuvimos los dos muy atentos a señales de alarma que se pudieran presentar.

En mi caso, recuerdo que alrededor de la semana 12 estaba acostada y empecé a sentir un calambre en la zona de la espalda que se reflejaba en el abdomen, no me podía mover y me asusté mucho, me imagino que al ser el primer embarazo y al sentir esa sensación, era apenas normal tener susto. Llamé a mi esposo como pude, también llamé a mis papás, estaba sola en la casa y mil cosas se me pasaron por la mente. Mientras llegaban traté de relajarme y me puse a orar. El calambre fue pasando, ya podía moverme con normalidad y no pasó del susto. Al parecer fue la postura.

Nunca subestimen un dolor o un malestar en el embarazo, no sabemos qué puede ser un riesgo para la embarazada o para el bebé.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Back to top button